Nº de visitas

Seguir por correo electrónico

 

Buscar en este blog

Me gusta

10 útiles consejos para elaborar con éxito un Resumen

viernes, 28 de junio de 2013

1. Evita usar verbos en pasado. Es un error muy común contar un resumen en lugar de explicarlo. Los resúmenes no se narran, se explican. 
  • NO: Un señor paseaba por el parque de la ciudad
  • SÍ: El texto describe el paseo de un hombre por la ciudad
2. Evita el uso de la primera persona. Otro error muy frecuente es confundir la opinión con la información. En un resumen no se pide la opinión del texto que se ha leído, sino la explicación de lo que se ha leído, para que otra persona que no lo haya hecho se haga una idea del mismo. Es por ello que debemos evitar el uso de la primera persona y usar exclusivamente la tercera persona del singular.
  • NO: Yo creo que el artículo habla sobre la manipulación de lo medios de comunicación
  • SÍ: El artículo trata la manipulación de los medios de comunicación
3. Evita las proposiciones subordinadas adjetivas. Aquí no podemos hablar de un error, sino de un aspecto a mejorar. Es frecuente que los alumnos abusen de las proposiciones subordinadas de relativo que no hacen más que ralentizar el ritmo del resumen y en nada facilitan la agilidad del mismo. Además estas proposiciones se pueden sustituir fácilmente por un adjetivo o por un participio. Si se evitan esta proposiciones el resumen se hace más ameno y la comprensión se hace más fácil.
  • NO: El artículo explica la historia de una niña que estaba enferma.
  • SÍ: El artículo explica la historia de una niña enferma.
4. Evita copiar frases literales del texto. Resumir no es copiar, sino captar lo esencial de un texto. Cuando se copia una frase literal de un texto se demuestra que el alumno o bien no entiende lo que ha leído, o bien no tiene el vocabulario necesario para expresarlo con sus palabras. Este es uno de los apartados más difíciles de conseguir y que más cuesta aprender a los alumnos.
  • NO: “En la actualidad los niños pasan muchas horas delante de los televisores de sus hogares”
  • SÍ: El texto explica la problemática de sedentarismo de los niños
5. Evita las enumeraciones. Otro aspectos que debemos cuidar a la hora de escribir un resumen es el uso de las enumeraciones. Normalmente las enumeraciones que aparecen en un texto pertenecen a un campo semántico. Pues bien, si el alumno es capaz de identificar este campo semántico podrá sustituirlo por la enumeración del texto y así dará agilidad al resumen.
  • NO: El autor explica la importancia de comer nueces, avellanas, almendras y anacardos
  • SÍ: El autor explica la importancia de comer frutos secos
6. Usa conectores textuales. El uso de conectores textuales en un resumen es fundamental para dar una mayor coherencia y cohesión al texto que se resume. Un resumen sin conectores textuales en muchas ocasiones carece de sentido completo y dificulta la comprensión del mismo. Basta que el alumno sea capaz de recordar entre cinco o diez conectores. No hacen falta muchos más para un buen resumen. Algunos ejemplos: también, además, por último, y, por otra parte.
  • NO: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes. El autor critica la falta de información en las escuelas
  • SÍ: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes y critica
7. Evita las citas textuales. En algunas ocasiones no encontramos con textos que en los que aparecen citas textuales de los autores o de otros autores. Es conveniente evitar copiarlas en el texto. Lo importante es captar la esencia de la frase y utilizar nuestras propias palabras para explicarla.
  • NO: Aristóteles dice: “La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica”
  • SÍ: Aristóteles reflexiona sobre la importancia de la inteligencia y su aplicación práctica”
8. Evita empezar con una preposición. Otro error muy fácil de evitar cuando se escribe un resumen es empezarlo con una preposición, sobre todo, la preposición “en”. Es algo muy fácil de evitar y permitirá al alumno no empezar con un complemento circunstancial, sino con un sintagma nominal que será el sujeto de la oración. De esta manera el resumen es mucho más natural y nos será más fácil continuarlo. En muchas ocasiones lo más difícil de un resumen es la primera oración.
  • NO: En este texto el autor…
  • SÍ: El autor de este texto…
9. Evita la descripción. Con frecuencia el resumen pertenece al un texto descriptivo. Si es así es frecuente que el alumno en lugar de explicar un texto lo describa y eso es un error. Además si describe es muy posible que use el verbo en pasado, concretamente en pretérito imperfecto y volverá a caer en el error de describir en lugar de explicar. Para ello sólo hay que escribir el verbo “describe” como verbo de la oración simple.
  • NO: La chica tenía el pelo largo, rubio y ondeaba al viento
  • SÍ: El texto describe el pelo de una chica
10. Usa el sujeto elíptico a partir de la segunda oración. Después de usar el sujeto en la primera oración, para dar una mayor agilidad al mismo, es recomendable eliminar el sujeto expreso por el sujeto omitido o elíptico. Se trata de evitar en lo posible la redundancia y repetir ideas o palabras aparecidas anteriormente. ¡Recuerda que menos es más!
  • NO: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes. El autor critica…
  • SÍ: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes y critica

Los siete mitos de los niños y la tecnología

jueves, 27 de junio de 2013

Niña
                                                                                                









A estas alturas todos creemos que los niños nacen con un pan bajo el brazo y un tablet bajo el otro. Asumimos que los nativos digitales tienen habilidades innatas para entenderse con Internet y todo tipo de gadgets.
Sin embargo, una investigación publicada en la revista Chilhood Education intenta demostrar que estamos alimentando mucha mitología alrededor de los niños y la tecnología. Las dos investigadoras, Lydia Plowman y Joanna McPake, se centraron en observar el comportamiento de niños de entre tres y cuatro años con celulares, tablets y videojuegos durante un año. 
Y estos son los siete mitos que describen: 
1. Los niños y la tecnología no deben mezclarse
El mundo se divide entre los padres que creen que sus hijos deben interactuar cuanto antes con la tecnología porque así serán más listos y guapos, y los que protegen a su prole de Internet y los gadgets para no estropear su mundo de fantasía e inocencia. Lo que encontraron las investigadoras es que la postura de los padres influía poco en las preferencias de los niños. En general, todos los adultos consideraban que debían procurar un balance entre los juegos tradicionales y los electrónicos pero, independientemente de eso, los chicos mantenían sus prácticas. También corroboraron que no había diferencias en las habilidades sociales, la salud o el aprendizaje de los niños que pasaban mucho tiempo con sus juegos electrónicos y los que llevaban una vida, digamos, más analógica.
2. Todos los niños son "nativos digitales"
Hay una creencia de que existe un vínculo natural entre los niños pequeños y la tecnología. Hemos escuchado muchas veces decir que un niño de tres o cuatro años (un nativo digital) sabe usar un teléfono o una tableta mejor que sus padres (inmigrantes digitales). Según esta investigación, los nativos digitales no están tan cómodos como creemos usando estos gadgets, menos aún un computador. Y lo que hacen los niños es imitar a los mayores, poco hay de esa intuición digital que todos insistimos en ver. Y, dicho sea de paso, es el método por el que han aprendido siempre los niños. Lo que dice la investigación es que entre los tres y cuatro años muchos niños no son "nativos digitales" (según la definición de Marc Prensky (2001) aquellos que han crecido con la tecnología y se sienten cómodos con ella). Cuando preguntaban a los niños, muchos decían que usar un ordenador era "difícil" y se sentían "sobrepasados". La teoría de las investigadoras es que los computadores han sido creados con lenguaje adulto y que hasta que los niños aprenden a leer no entienden muy bien cómo funcionan. La llegada de los tablets ha mejorado bastante esta relación, aún así al parecer los niños de entre tres y cuatro años no comprenden las convenciones del diseño de las interfaces de Internet, ni siquiera en el caso de los juegos. Todo lo que hacen es el resultado de imitar a los adultos que tienen a su alrededor y que quieren creer que los niños saben más que ellos. 
3. La tecnología entorpece las relaciones sociales
Muchos adultos creen que el exceso de tecnología aísla  a los niños y no los ayuda a creer habilidades sociales. La experiencia de esta investigación dice que los pequeños (entre tres y cuatro años) lo mezclan todo. Tienen la televisión encendida todo el día pero la ignoran si hay otra cosa que les interesa más. Les gusta ver series o dibujos repetidamente, pero luego quieren jugar (en modo analógico) con los muñecos de la serie, a los que visten y dan roles al estilo clásico. Interactúan y preguntan a los adultos sobre cosas que han visto en los tablets o en  los juegos. Lo que no parece conveniente es que pasen mucho tiempo solos, con tecnología o sin ella.
4. La tecnología domina la vida de los niños  
No juegan en la calle, no practican ejercicio físico, engordan ... y todo es culpa de Internet. Pues esta investigación sugiere que la tecnología no tienen una influencia tan fuerte en el estilo de vida de los niños. Al menos, cuando se les pedía a los padres que describieran las actividades de sus hijos durante tres fines de semanas consecutivos apenas se mencionaba Internet. También es cierto que muchos estaban de acuerdo en que la vida de muchos niños estaba dominada por lo digital. Pero siempre era la de otros, no la de sus hijos. Las investigadoras reconocen que en este asunto puede haber un sesgo importante. "Ya sabes, mis hijos siempre son mejores que los otros, y yo soy el mejor padre o madre del mundo". Los niños del estudio empleaban Internet para ver programas de la televisión, compartir vídeos en YouTube o hablar con la familia vía Skype. 
5. Jugar=Aprender
No está tan claro que los niños siempre aprendan a través de la tecnología. Ni todo lo contrario. 
6. Si el juego es interactivo es educativo
Aunque muchos juguetes interactivos aseguran mejorar la capacidad de concentración o aprendizaje, muchas veces estas promesas son solo eso, promesas. Según esta investigación, el uso de los tablets puede entrenar a los niños en el uso de una pantalla táctil o en la comprensión de la interacción con otros a través de la red, pero no garantiza un aprendizaje rápido o más sofisticado que los medios convencionales. "La interacción tecnológica es más escasa que la humana, y hasta el momento ninguna tecnología es suficientemente inteligente para adaptarse a alguien que está aprendiendo a leer del modo en que lo haría un maestro", dicen las conclusiones.
7. Los niños necesitan dominar la tecnología para sus vidas futuras
Muchos padres creen que tienen que exponer cuanto antes a sus hijos a las nuevas tecnologías para asegurarles una buena vida y no crearles una desventaja respecto a otros niños. Otros piensan que este esfuerzo no vale la pena porque la tecnología cambia cada día, y lo que aprendan ahora ni siquiera existirá cuando empiecen a ir al colegio. Una visión que comparten las autoras del estudio que creen que no hay que preocuparse tanto porque es imposible saber qué necesitarán, en términos de tecnología, los bebés de hoy cuando pisen por primera vez la escuela. 

Una biblioteca muy especial

martes, 25 de junio de 2013





























Fuente: http://reciclandoenlaescuela.blogspot.com/2013/04/129-en-la-biblioteca_23.html


Origami animal

lunes, 24 de junio de 2013

El vietnamita Nguyễn Hùng Cường lleva el arte del origami a sus límites con estas recreaciones de animales. 

Comenzó a doblar papel a los cinco años y su trabajo es conocido en todo el mundo. 
El origami es un arte de origen japonés que consiste en el plegado del papel, sin cortarlo ni pegarlo, para obtener las más variadas figuras. 
Estas son algunas de sus sobresalientes obras.










Si estudias, duerme bien

viernes, 21 de junio de 2013


¿Crees que dormir puede convertirse en una pérdida de tiempo mientras estás estudiando? Aquí tienes tres recientes estudios científicos que demuestran la importancia de dormir bien en época de exámenes.

Mejor antes de dormir. Una investigación reciente de la Universidad de Notre Dame (Francia) reveló que la información que mejor se recuerda es la que se aprende poco antes de irse a dormir, especialmente si el descanso nocturno dura al menos seis horas. "Si estudiamos antes de irnos a la cama aquello que es más importante memorizar, le estamos diciendo al cerebro qué debe consolidar mientras dormimos", concluía Jessica Payne, coautora del trabajo dado a conocer en la revista PLoS ONE.

Más creativos. De acuerdo con un trabajo publicado en Current Directions in Psychological Science, mientras dormimos la memoria no solo se consolida, sino que además nuestro cerebro reorganiza la información de tal manera que selecciona la información más relevante y favorece la producción de nuevas ideas creativas. 

Menos errores. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Michigan (EE UU) publicado enLearning & Memory, dormir bien no solo mejora la memoria sino que reduce el número de fallos que cometemos cuando recordamos lo aprendido. Dicho de otro modo, tras un sueño reparador no solo memorizamos mejor sino que también tenemos menos dudas de cuál es la opción correcta al enfrentarnos a un examen o un test.

7 formas de mejorar tu memoria

jueves, 20 de junio de 2013


Son sólo siete aunque podrían ser más. La pérdida de memoria es algo que nos preocupa, mucho más a partir de ciertas edades… así que hay que ponerse manos a la obra para averiguar qué podemos hacer para conservar esta capacidad tan importante y tan presente en nuestro día a día. La investigación más reciente puede servirnos de guía en esta importante tarea:

1.- Usa trucos. En términos más profesionales hablamos de técnicas de memoria. Un estudio realizado por la Universidad de Arizona ha comprobado que la ‘auto-imaginación’ es una forma útil de mejorar el aprendizaje y posterior recuerdo de la información. Se trata de imaginarse a uno mismo en una situación o actuando de una manera particular asociada al significado de aquello que tenemos que aprender. Por ejemplo, si tengo que acordarme de comprar manzanas y leche, sería algo así como imaginarse a uno mismo cogiendo las manzanas del árbol o vertiendo la leche en un vaso.

2.    Duerme suficiente. Rebecca M.C. Spencer de la Universidad de Massachusetts publicó en marzo de 2013 una revisión sobre las bases neurofisiológicas por las que el sueño influye en la memoria y la cognición. Según explica, dormir es un proceso importantísimo no sólo en la consolidación de los recuerdos, sino también en la selección de aquellas informaciones que habrán de descartarse y ser olvidadas o en el aprendizaje de habilidades motoras.

3.    Practica Brain Training. Una investigación publicada en la revista PLOS One insiste en los beneficios que tiene entrenar tan sólo 15 minutos diarios con un programa de juegos por computador. En este trabajo, el grupo de personas que jugó mejoró su rendimiento en test de memoria de trabajo, funciones ejecutivas y de velocidad de procesamiento.

4.    Haz ejercicio. Son cada vez más los beneficios para el cerebro asociados al deporte. Según Kirk I. Ericson  de la Universidad de Pittsburgh en colaboración con un grupo de investigadores de distintas universidades norteamericanas, el ejercicio físico aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo anterior y ello conlleva mejoras en la memoria espacial. Concluye que es una buena forma de revertir la pérdida de volumen asociada a la edad en esta estructura cerebral fundamental para la memoria.

5.    Come chocolate. Cuidándose de los excesos, un curioso estudio publicado en febrero de 2013 en el British Journal of Clinical Pharmacology dice que un tipo de componente del cacao, los flavonoles, podrían estar relacionados con un mejor funcionamiento cognitivo, ya que estimulan la perfusión cerebral, favorecen la neurogénesis y promueven cambios en las áreas relacionadas con el aprendizaje y la memoria.

6.    Usa la meditación. Este es otro de los campos interesantes en cuanto a beneficios cerebrales se refiere. Mrazek y sus colaboradores de la Universidad de California publicaron en marzo de 2013 en la revista Psychological Science que dos semanas de entrenamiento en meditación mejoraron la capacidad de memoria operativa de un grupo de estudiantes, así como su ejecución en una prueba de comprensión lectora y consiguió reducir la frecuencia de desvíos del pensamiento, es decir, ‘divagaciones’.

7.    Relaciónate. Mantener relaciones con amigos y disponer de una red social amplia ha demostrado ser un factor asociado con una mejor memoria, tal como concluyen un equipo de investigadores australianos en una reciente publicación en el Journal of Aging Research. En el estudio, aquellos que mantenían mayor contacto con amigos cercanos en particular y una mayor red social en general, mantuvieron un mejor rendimiento en pruebas de memoria tras un seguimiento de 15 años.

Ya tienes las instrucciones para mejorar tu memoria. Ahora depende de ti cómo combinarlas para mantener tu cerebro en forma y rendir al cien por cien.

La Bella y la Bestia: ilustraciones

miércoles, 19 de junio de 2013

Il·lustración de David Renn


Il·lustración de Ziforax

 Il·lustración de Rebecca Solow

Il·lustración de Carter Goodrich

Il·lustración de Judson Huss

Il·lustración de Little Moutarde


Il·lustración de Toshiaki Kato


 Il·lustración d'Elizabeth Sherry

 Il·lustración de Athina K. Poda

 Il·lustración de Rustam Babadjanov 

 
Il·lustración de  Monique Sterling


 Il·lustración de Rebecca Guay


 Il·lustración de Toshiaki Kato 




Jeanne-Marie Leprince de Beaumont / Binette SchroederLa Bella y la Bestia. Editorial Lumen

Jeanne Marie Leprince Beaumont / Anne Romby. La Bella y la Bestia. Editorial Zendrera Zariquiey

Madame Leprince de Beaumont / Angela Barret. Bella y la Bestia. Editorial Kókinos

Marie Leprince de Beaumont / Kim Sam-Hyeon. La Bella y la Bestia. Editorial Alfaguara

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con la tecnología de Blogger.